[Tips Cerebro] ¿Qué prefieres? para fomentar el razonamiento

 
Hola amigos, ¿te gustaría un tip para fomentar el razonamiento en tus niños?
Pues esta semana te hablamos de un consejo que puedes usar en cualquier conversación que tengas con tus niños y que te ayudará a fomentar las bases del razonamiento.
Lo único que tienes que hacer es usar la pregunta ¿qué prefieres? seguido de las preguntas ¿por qué? para que justifiquen la respuesta.
Cuando haces la pregunta ¿por qué? guías a tus niños en un proceso en el que se deben esforzar en encontrar la información que les ayude a razonar la respuesta.
Para ello deben traer a su mente recuerdos de la información que necesitan, mantenerlos activos en su memoria y ser capaz de trabajar con esa información para poder encontrar la que necesitan para razonar su respuesta. También deben ser capaces de crear conexiones lógicas entre diferentes piezas de información y por último, deben encontrar la respuesta en base a ese razonamiento.
Así mismo, motívales a que te pregunten a ti. De esa manera podrás modelar la manera de razonar las respuestas.
Con este simple consejo podrás ayudar a que tus niños vayan fortaleciendo la capacidad de razonamiento.
¡Disfrútalo! y cuéntanos los razonamientos que han hecho tus hijos, seguro que nos divertiremos mucho 🙂

Resumen del vídeo

En el vídeo de hoy, el doctor Joan Paul Pozuelos nos trae un nuevo consejo acerca de cómo ayudarnos en la desasosegada aventura de la maternidad y la paternidad. Hoy ha querido compartirnos un método con el que podemos fomentar la capacidad de razonamiento de nuestros hijos.

Este tip es algo tan sencillo de aplicar como hacerles preguntas a los niños de “¿Qué prefieres”, orientando las preguntas de manera que ellos puedan dar una respuesta que exija de su argumentación. Un ejemplo podría ser preguntarles cuál es su comida favorita y por qué es así, lo que obliga a los niños a parar un momento en busca de los motivos que les hace adorar esa comida.

También es importante fomentar el que ellos también pregunten, de manera que nos obliguen a responder a nosotros y puedan ver nuestro propio proceso de razonamiento, puesto que a vernos a nosotros reflexiones, el niño se verá mucho más motivado a seguir el ejemplo.

Por lo tanto, la clave es hacer que el niño se pare a pensar y pueda dar respuestas lógicas y consensuadas.

Compartir

Últimos post

Contáctanos con cualquier pregunta que tengas:
Llamándonos directamente
o escribiéndonos al email

Artículos relacionados