¿Maestros o aplicaciones educativas?

¿Podemos reemplazar a los maestros por aplicaciones educativas? Respuesta corta: ¡No, no y no!
La respuesta larga la encuentras en este vídeo en el que hago un análisis detallado de un artículo publicado recientemente en el New York Times titulado “La brecha digital no es lo que esperábamos”.
Maestros y padres tomen unos minutos para entender por qué poner límites al tiempo que nuestros niños pasan frente a las pantallas puede favorecer el desarrollo mental, social y emocional de los niños.
Y tú… ¿cómo limitas el tiempo de pantalla de tus hijos?
¿En tu comunidad escolar se habla de esto? ¿habéis emprendido alguna inciativa para concienciar a los padres acerca del tema?
¡comparte tu experiencia!

Resumen del vídeo

En el vídeo de hoy, la doctora Lina Cómbita nos invita a reflexionar sobre un artículo llamado “La brecha digital no es lo que esperábamos”. El artículo nos habla del contraste educativo y de cómo al tecnología ha influído en él.

Antes, se pensaba que la introducción de tecnología en la educación de los niños estaría solo reservada a las clases altas, como únicas con medios disponibles para acceder a ellas. A día de hoy, esta situación se ha invertido radicalmente. Según las cifras, los niños de clases bajas y medias invierten muchas más horas delante de las pantallas que los niños que clases altas, puesto que estas intentan limitar más su exposición a las tecnologías.

Esto tiene repercusión directa sobre los métodos de educación. En zonas de EEUU rurales donde el acceso a la educación es dificultoso, se ha optado por implementar un sistema de educación básica telemático. Esto contribuye al dato de que las clases bajas y medias inviertan más tiempo en las pantallas.

Esto no es necesariamente malo, más sabiendo que el manejo de las tecnologías va a continuar siendo cada vez más útil a lo largo de la vida de los niños. Pero ¿Significa esto que educar a los niños y usar tecnologías va a ser indisociable?

La curva de aprendizaje tecnológica de los niños tiene un límite de crecimiento óptimo. Esto se traduce en que es tan importante su uso como aprender a vivir sin ellas, porque el abuso de estas tecnologías, de los móviles, las tablets; traen consigo un aumento del tiempo menos aprovechado y, a la larga, de la infelicidad.

Por tanto, lo que Lina viene a decirnos, es que la clave no está en aprender a utilizar las tecnologías, sino a hacer buen uso de ellas, porque indudablemente nos aleja de los demás. Tanto es así que al trato humano se le llama en el artículo “El lujo de la interacción humana”.

Saber manejarse con aparatos es importante, pero aprender a desenvolvernos con otros niños también. Esto nos obliga a ejercitar y poner a prueba otras capacidades como la autorregulación, la comprensión o la empatía. De ahí, la importancia de un modelo educativo híbrido, que coja lo mejor de los dos mundos.

Compartir

Últimos post

Contáctanos con cualquier pregunta que tengas:
Llamándonos directamente
o escribiéndonos al email

Artículos relacionados

Café con Neuromindset

Neuromindset y la Neuroeducación

🔴 Aunque has visto nuestras publicaciones ¿Sabes quiénes somos? Queremos presentarnos “formalmente” para todos aquellos que no nos conocen y están entrando al grupo ahora.

Read More »
Mindset Videos

Neuromindset: Improving Childhood Improving Life

Anunciante: Neuromindset (neuromindset.com) Agencia: Captumdiem (captumdiem.com) LinkedIn: https://www.linkedin.com/company/captumdiem Instagram: @captumdiem_agenciaaudiovisual Dirección de arte: Cristina Capilla Dirección: Rubén García Música: “Dusk”(DivKid) Pieza rodada en el Centro

Read More »