Esta semana te presentamos un consejo con el que podrás entrenar su atención mientras comen.

Es muy sencillo, lo que tienes que haces es mientras come tu vas dirigiendo su atención a las distintas sensaciones a través de hacerles preguntas tales cómo, ¿Qué textura tiene? ¿Es más dulce o más salado? ¿Qué sabor sientes más?

De esta manera, mientras le vas haciendo preguntas tu diriges su atención a sensaciones que pueden ser más sutiles cada vez, ayudando de esta manera a que vaya refinando su capacidad de poner atención a los detalles.

Puedes comenzar a hacerlo desde edades muy tempranas 3 años, siempre que le ayudes a enfocarse en sensaciones bastante fáciles de notar como la temperatura, la textura, si es dulce o salado. En la medida que crecen puedes ayudarle a enfocarse en sensaciones más sutiles tales como los sabores de cada elemento (por ejemplo, si es un arroz tres delicias le preguntas sobre a que le sabe más, si la zanahoria, el huevo o los guisantes).

Con esa progresión estarás reforzando las habilidades que van adquiriendo como parte de su desarrollo natural.

No olvides compartir este consejo con otras familias para que puedan beneficiar a sus hijos.

Un abrazo y nos vemos la otra semana.