El rol del educador en el entrenamiento de la atención

Queremos compartir contigo una de las alegrías más grandes que nos ha traído este 2018 ¡Se ha publicado nuestro estudio de los efectos del entrenamiento de la atención en niños de edad preescolar!

Ha sido publicado en una de las revistas científicas más prestigiosas acerca del desarrollo de los niños, Developmental Science.

Te cuento,

Este artículo es el fruto de un estudio que comenzamos en el 2009 y terminamos en el 2014, y fue el estudio principal de mi tesis doctoral en la Universidad de Granada.

El estudio

En este estudio evaluamos los efectos de un programa de entrenamiento de la atención en las habilidades mentales y la plasticidad cerebral en niños de 4 a 6 años de edad.

Queríamos ver si al entrenar la atención con ejercicios de ordenador detectábamos mejoras en las habilidades mentales (atención, memoria e inteligencia) y en el funcionamiento del cerebro de los niños. Hablaré de cada uno de estos efectos en diferentes entradas del blog, así que no te las pierdas ;).

Además, queríamos saber si la relación entre el niño y el educador tenía alguna influencia especial en los efectos del entrenamiento. Para eso comparamos a un grupo de niños que hicieron los ejercicios de entrenamiento en compañía de un tutor que simplemente hacía un acompañamiento del proceso de entrenamiento sin proveer un feedback específico, con otro grupo que los hacía acompañados de un tutor que les ayudaba a reflexionar sobre cómo estaban haciendo los juegos, la estrategia que usaban o cómo podían hacerlo cada vez mejor.

Para poder hacer el estudio visitamos varias escuelas de la ciudad de Granada. Necesitábamos escuelas que nos permitieran sacar a los niños durante 45 minutos, por 10 sesiones, a lo largo de 4 semanas. Nos llevó al rededor de 2 años terminar de entrenar a todos los niños que participaron en el estudio.

Hago paréntesis…

En este punto quisiéramos agradecer a las escuelas de la Fundación Granada Educa, al colegio Sagrada Familia y al colegio Virgen de las Nieves de Granada. No saben lo importante que es ese apoyo para ayudar a que avance la ciencia y se beneficie la educación. ¡Mil gracias!

Cierro paréntesis y continuo…

En un estudio científico como este, para evaluar si los efectos de una intervención son reales, necesitamos comparar los resultados que se observan en el grupo “experimental” con los resultados de un grupo “control”. Lo ideal es que el grupo control también realice alguna actividad, porque de esa manera evitamos lo que se llama el efecto “placebo” y controlamos algunas otras variables como el efecto de la interacción de los niños con el experimentador.

Por esta razón en nuestro estudio dividimos a los 107 niños en 3 grupos distintos:

  • Un grupo control que solo hacía los niveles iniciales de los ejercicios.
  • Un grupo de entrenamiento que no recibía acompañamiento.
  • Un grupo de entrenamiento que recibía acompañamiento metacognitivo por parte de un educador.

En pocas palabras, queríamos evaluar dos cosas con este estudio: 1) si el entrenamiento de la atención con ejercicios de ordenador produce efectos beneficiosos en las habilidades mentales y en el funcionamiento del cerebro de los niños y 2) si el efecto del entrenamiento se incrementa cuando existe el acompañamiento metacognitivo del educador.

Los resultados

Y… ¿puedes imaginarte qué resultados obtuvimos? Estoy seguro que sí.

Nuestros resultados sugieren que efectivamente el entrenamiento produce efectos beneficiosos en la atención, la inteligencia y el funcionamiento del cerebro de los niños. Más aún, los resultados demuestran que si los niños son acompañados por un educador que les guía en el proceso de aprendizaje ofreciéndoles un feedback de la forma en la que están haciendo las actividades, los efectos son significativamente más potentes en todas las variables medidas.

Es importante indicar que el educador hacía un acompañamiento muy específico. El acompañamiento que hacía fue basado en un diálogo reflexivo que diseñé para cada uno de los juegos. Con este diálogo el educador guiaba al niño a desarrollar estrategias metacognitivas (de las que hablaremos con más detalle en otra entrada del blog) promoviendo así la regulación de su atención, el pensamiento estratégico y el razonamiento.

Lo que nuestros datos muestran es que cuando se acompaña a los niños con este tipo de acompañamiento “metacognitivo”, podemos ayudarles a:

  1. Desarrollar mejores habilidades de razonamiento (lo cual incrementa la puntuación de inteligencia IQ).
  2. Mejorar la habilidad de los niños para controlar su atención.
  3. Y principalmente, ayuda a que el funcionamiento del cerebro sea más eficiente. Es decir, que sea más parecido al funcionamiento del cerebro de niños mayores.

En resumen…

Lo más relevante de nuestro estudio es lo siguiente:

  • Presenta datos que apoyan la idea de que podemos entrenar la atención y nuestras habilidades mentales con intervenciones diseñadas específicamente para este fin.
  • Si entrenamos procesos de pensamiento básicos (p.e. atención, memoria, etc), podremos mejorar la eficacia de los procesos de pensamiento superiores (como el razonamiento y la inteligencia).
  • El impacto del entrenamiento se puede ser incrementar si el niño recibe un acompañamiento por parte de un educador.
  • Si apoyamos a nuestros maestros, les damos las estrategias y herramientas adecuadas ellos tiene la capacidad de influir incluso en el desarrollo del cerebro de nuestros niños.

Hablaremos de estos efectos con más detalle en siguientes entradas del blog. Pero lo importante es que estamos demostrando que podemos tener un gran impacto en la educación de nuestros niños con intervenciones sencillas y que no requieren un cambio sustancial del sistema educativo.

Esperamos que estos datos puedan informar a la comunidad educativa y a los responsables de las políticas educativas, para que puedan tomar en cuenta estas investigaciones a la hora de introducir cambios en la educación.

Esperamos que nuestro esfuerzo pueda ayudar a enriquecer la educación de nuestros niños y que podamos celebrar y apoyar a nuestros educadores para que tengan las mejores herramientas para trabajar con nuestros niños.  Desde neuromindset les agradecemos y admiramos profundamente ¡Muchas gracias por su gran labor súper maestros!

Si estas interesado en leer el artículo has click aquí 

Queremos que tú puedas entrenar la atención de tus estudiantes.

Por eso hemos diseñado un curso online de entrenamiento de la atención con técnicas de mindfulness: Mindfulness en la Escuela. Es un programa que hemos desarrollado para poder darte herramientas prácticas que puedas utilizar para entrenar tus habilidades mentales y las de tus estudiantes.

Con las herramientas que te presentamos podrás realizar este entrenamiento sin tener que introducir cambios sustanciales en tus horas de clase, y lograrás que tus estudiantes desarrollen mejores habilidades para prestar atención, aprender y regular sus emociones. Pincha en el botón de abajo para tener más información.

Hola, mi nombre es Joan Paul. Soy Psicólogo, doctor en Neurociencia Cognitiva del Desarrollo y experto en entrenamiento mental. Tengo más de 18 años de experiencia practicando el mindfulness. Además, como experto en el desarrollo del cerebro del niño, me he dedicado a investigar cómo se puede aplicar el entrenamiento en niños para ayudarles a desarrollar su máximo potencial intelectual, emocional y social.
¡Aún sin comentarios! Sé el primero en comentar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *