Desarrollo social durante la infancia

Los cimientos de las habilidades sociales de los niños se forman en casa. Desde edades tempranas las interacciones de dar y recibir que se establecen entre los bebés y sus padres ya están influyendo la experiencia social del niño y su desarrollo cerebral.

Estudios en el campo de la neurociencia social del desarrollo muestran que el tipo de interacción que madres y padres sostienen con sus hijos es diferente y provee diferentes bases para lo que más adelante serán la capacidad de los niños de interactuar adecuadamente en su entorno. Mientras que el tipo de interacción que ofrecen los padres se relaciona con la capacidad del niño de controlar la ira y manejar la agresividad ante un conflicto, la madre provee un tipo de interacción que facilita el desarrollo de la empatía, la capacidad moral y el establecer relaciones sociales agradables y sanas.

Suscríbete en nuestra newsletter pinchando en el siguiente link para más información y material que te permita fomentarlo en tus hijos y estudiantes.

http://mindset_eBook.gr8.com

¡Aún sin comentarios! Sé el primero en comentar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *