5 actividades para fomentar el desarrollo del cerebro de los niños: Flexibilidad mental

 

Ya sea que estemos en casa o salgamos a dar un paseo, el tiempo en familia es una valiosa oportunidad para promover el desarrollo del cerebro los niños. No hace falta comprar juguetes caros y complejos o hacer viajes al otro lado del océano, cada rincón de la casa es el escenario perfecto y sobre todo cada interacción padre/madre-hijo cuenta especialmente si sabemos qué es lo que necesita fortalecer un cerebro en desarrollo. 

Con esta premisa en mente, hoy arrancamos una serie de artículos en los que te queremos proponer actividades que puedes hacer con tus hijos y que están pensadas para que, durante las interacciones del día a día ayudes a fortalecer las habilidades mentales que fundamentan capacidades tan importantes para la vida de cualquier persona como lo son el aprendizaje, la regulación emocional, el autocontrol, la planificación y la resolución de problemas. 

Abrimos esta serie, con actividades para fortalecer la FLEXIBILIDAD COGNITIVA

Una de las habilidades que en psicología se conocen como Funciones Ejecutivas y que fundamentan el aprendizaje, el autocontrol y la regulación emocional, es la Flexibilidad Cognitiva. La flexibilidad es una de las habilidades mentales que comienza a desarrollarse más tarde en la niñez -sobre los 4-5 años- y no alcanza el nivel adulto sino hasta la adolescencia (Dadvison y cols., 2006). Esto se debe a que el desarrollo de esta capacidad depende de la eficiencia de redes neuronales que se encuentran en la parte frontal del cerebro y cuyo proceso madurativo se extiende hasta la edad adulta. 

La flexibilidad cognitiva implica ser capaces de cambiar nuestro comportamiento para adaptarlo a las reglas de nuestro entorno y es fundamental para el desarrollo de la creatividad, la capacidad de ponerse en el lugar de otros (empatía) y resolver problemas.

En casa podemos poner en práctica esta habilidad con actividades muy sencillas en las que cambiemos de reglas o hagamos que los niños piensen o analicen algo desde un punto de vista ajeno al suyo. Aquí te dejo algunas ideas:

RECOGER LOS JUGUETES

La hora de recoger puede ser muy aburrida o muy divertida si conviertes ese momento en un juego. Comienza con los juguetes de color rojo y después de unos minutos cambia a los de color amarillo y luego a los azules o a los multicolor. Luego,cambia nuevamente la regla y pide al niño que recoja según la forma. Depende de lo que encuentres en el suelo, puedes pedir al niño que recoja primero los animales, luego cambiar rápidamente a los coches o a los rotuladores. 

Estimular el desarrollo del cerebro

La idea es que el niño, una vez ha aprendido la regla y la hace correctamente, pueda inhibir esa orden y cambiarla rápidamente para recoger de acuerdo con la nueva regla. 

En este orden de ideas, pueden inventar juntos nuevas reglas para sus juegos favoritos ¡deja que vuele la imaginación! y de paso ayúdale a que practique la flexibilidad de diferentes formas. 

CAMBIAR ALGUNAS REGLAS EN CASA

Adaptarse a un mundo cambiante es un requisito para el mundo moderno. ¿Qué tal si cambias las reglas de las tareas diarias? una buena estrategia es enseñarle a que clasifique su ropa sucia.

Cerebro niños

Si tienes dos cestas, una para la ropa blanca y otra para la ropa de color puedes enseñarle como hacerlo. Cuando el niño ha aprendido dónde va una o la otra puedes cambiar la regla y pedirle que ponga la de color donde siempre ponía la blanca y viceversa.

Si las cestas son iguales, basta con que pongas una etiqueta blanca o de colores en cada cesta según corresponda. Pero ¡ojo! cuando cambies la regla, no cambies la etiqueta, le costará más inhibir esa respuesta que ya es automática y tendrá que poner más esfuerzo para “entrenar” el músculo de la flexibilidad. 

CAMBIAR DE RUTA

Si van caminando al cole o a otro sitio cercano y siempre cogen el mismo camino, puedes comenzar a coger diferentes rutas y que se de cuenta que aunque van por diferentes calles, se llega al mismo destino. Pueden combinar rutas, planificar antes de salir y pensar por qué camino ir hoy. 

Además de practicar la flexibilidad estarás haciendo que se fije en los detalles de cada camino que le ayuden a recordar por dónde van y por tanto también practicará su atención y su memoria. 

ANALICEN JUNTOS LA VIDA EN OTROS PAÍSES

¿Cómo se vive en la India? ¿qué costumbres tienen en China? ¿qué se come en Alaska? 

Cerebro de los niños

La flexibilidad mental nos permite entender que las reglas y conceptos que hemos aprendido son dinámicos. Ve a la biblioteca pública de tu ciudad y saca libros en los que se muestre cómo es la vida en otros países y culturas diferentes a la tuya. 

Analiza con tu hijo las razones que pueden estar detrás de esas costumbres y es forma de vida: el clima, los cultivos, la religión… También puedes pedirle que se ponga en el lugar de un niño que vive en ese país. “Si vivieras ahí, ¿qué te gustaría comer? ¿cómo sería tu ropa? ¿cómo sería tu color de piel? Guía su proceso de análisis con preguntas que le hagan pensar acerca de estilos de vida completamente diferentes al suyo.

Aprender a ver más allá sus propias creencias y costumbres promoverá que tu hijo sea más tolerante, empático y sea capaz de ponerse en el lugar de otros e intentar ver las cosas desde otra perspectiva diferente a la suya.

JUEGO LIBRE

Juegos para el cerebro

Por ultimo, la cereza encima del pastel: déjale que juegue libremente. Cuando los niños juegan, no solamente se están divirtiendo: están creando, imaginando y convirtiendo su mundo en algo completamente diferente a lo que tienen ante sus ojos.

El juego libre debe tener su espacio todos los días de la semana. Ser capaz de pasar de ser el profe a ser el alumno, a ser un caballero o una científica demanda procesos mentales relacionados con el control de los impulsos y claro esta, con la flexibilidad mental. Y lo mejor de todo: ¡no tienes que hacer nada! o a lo mejor si: no estructurar todo su tiempo 🙂

Con estas 5 actividades no he querido limitar tu imaginación sino más bien activar tu propio cerebro dándote información que te será de utilidad para que tu mismo crees e inventes nuevas actividades. Así, en la cotidianidad del día a día, podrás guiar las interacciones con tu hijo con el objetivo de fomentar y fortalecer el desarrollo de capacidades que, como la flexibilidad mental, serán el fundamento de su desarrollo mental, social y emocional. 

Si quieres aprender más acerca del desarrollo del cerebro de los niños y cómo potenciarlo puedes unirte a nuestra comunidad en el siguiente link. Además, recibirás un ebook acerca del desarrollo del autocontrol y cómo fomentarlo: https://ebook-autoregulacion.gr8.com

También puedes seguir nuestro canal en youtube o hacerte fan de nuestra página en facebook. Utilizamos las redes sociales para divulgar los últimos avances de la ciencia en el campo de la psicología y la neurociencia del desarrollo para que padres y maestros puedan impulsar el máximo potencial de desarrollo de los niños. 

 

Referencias:

Si quieres ampliar la información que aquí te presentamos puedes consultar la siguiente bibliografía:

  • Davidson MC, Amso D, Anderson LC, Diamond A. 2006. Development of cognitive control and executive functions from 4–13 years: evidence from manipulations of memory, inhibition, and task switching. Neuropsychologia 44:2037–78
  • Diamond, A. 2013. Executive functions. Annu. Rev. Psychol 64:135-168

 

 

 

 

 

 

Aún sin comentarios! Se el primero en comentar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *